Carta a Nieves Sáinz de Aja ~ Nuestro Sentido Homenaje

Hola “Señorita”, hoy de modo especial me tienes aquí dándote una vez más todos esos detalles de cómo ha ido el viaje, pequeños e insignificantes detalles mezclados con las más increíbles anécdotas que surgen a cada momento, detalles que tantas y tantas veces hemos ido repasando los dos juntos antes y después de cada viaje, antes y después de cada actuación.

Decirte que nos han aplaudido mucho, que nos han tratado muy bien, quedaría hoy en un simple y sencillo viaje más con ese final siempre tuyo: “ESO YA LO SABÍA YO, QUE ME ENTERE DE LO CONTRARIO, QUE SABES QUE ME ENTERO DE TODO”. Se que desde dónde estás TÚ viste nuestra actuación, pero déjame que te cuente otros pequeños detalles que el público no logró ver, pero de los que puedes una vez más SENTIRTE ORGULLOSA de tu grupo de danzas.

Grupo de Danzas de Logroño - Moncao

Como escribo en primera persona te diré que el viaje en autobús recorrió mis 32 años a tu lado. En el silencio de la noche y sentado en la primera fila podía escuchar como hablaban los mayores… cómo los más jóvenes soltaban carcajadas, jugaban y no dejaban dormir a nadie. En ese momento quise volverme a pedirles silencio pero en un instante recordé tantos y tantos viajes en los que tu voz, llegada la hora, silenciaba el autobús y aproveché para recordar y sentir a mi lado todo y a todos los que junto a mí compartieron mil y un viajes contigo, mis compañeros y amigos.

Grupo de Danzas de Logroño - Merufe

Llegó el momento de la actuación, aparecieron “tus chicas” con sus trajes blancos “IMPECABLES”, creo que ni ellas fueron conscientes de lo guapas que iban y es que de modo especial esta vez brillaban por tí. El pendón subió al escenario, como siempre escoltado por nuestras banderas y portadas por los más jóvenes del grupo, que sin saberlo, han tenido el privilegio de ser la última generación a la que tu enseñaste siendo muy niños a subir a un escenario. Nuestros Gaiteros de Albelda, también Serafín puede estar muy orgulloso, de modo natural buscaron una vez más tu orden para comenzar y al cruzarse con mi mirada y asentir con la cabeza volvieron a mí esos momentos en los que sobre el escenario nos transmitías esa fuerza en cada actuación con tan solo una mirada, un gesto.

Pero hubo un momento en el que tuvo un significado especial nuestra actuación, mientras el público disfrutaba de nuestra “Contradanza de Briones” y aplaudían a Ana, desde niña de tu mano, que no dejaba de beber esperando ese sonar de castañuelas tuyo único y con el que le indicabas que soltara la bota, que a su vez quedó por unos segundos sobre el escenario derramando vino en espera de ese empujoncito tuyo para salir a recogerla. Sonaron los vivas, y entre los aplausos del público, un silencio fue ese ¡VA POR TI, NIEVES! de todos y cada uno de los que estábamos en el escenario. Tras ese saludo final y mientras descendíamos del escenario, ese último gesto tuyo se hizo presente cuándo inconscientemente buscamos tu mano al final de la escalera cuidando nuestra vuelta a la realidad.

Puedes estar contenta, una vez más todo ha salido como tu siempre querías y nos has enseñado y así seguirá siendo ya que desde el principio al final de cada una de nuestras actuaciones, de cada uno de nuestros viajes SIEMPRE NOS ACOMPAÑARÁS.

JOSÉ ÁNGEL BARTOLOMÉ LAGUNA

Director del Grupo de Danzas de Logroño